DIGITOPUNTURA

La digitopuntura forma parte de conjunto de métodos terapéuticos clásicos de la medicina tradicional china. Se supone que su uso es muy antiguo ya que el empleo de las manos y dedos es anterior al uso de los instrumentos. A diferencia de otros métodos, la digitopuntura no requiere de instrumentos punzantes o incandescentes para producir el efecto curativo.

El masaje chino o digitopuntura, también conocido como Tui-na (“presionar y empujar”), a diferencia del masaje general, no emplea toda la mano sino sólo las yemas de los dedos pulgares reforzados por los otros dedos en diferentes maniobras. Para un uso correcto de esta técnica se requiere un conocimiento profundo de la anatomía corporal y un dominio completo de los puntos de acupuntura además de un entrenamiento prolongado de las manos del masajista. Esta técnica se suele emplear como complemento de la acupuntura y la moxibustión.

Las maniobras del masaje chino son diferentes:

  • Presión: Esta maniobra puede ejecutarse de varias maneras dependiendo del objetivo, la zona de presión y edad del paciente.
  • Pellizco: se forma una pinza con el pulgar y los demás dedos, para luego tirar de la piel, levantándola y soltándola. Se repite la maniobra hasta que se enrojece la zona.
  • Retorcimiento: Se utilizan ambos pulgares a la vez, contrapuestos a los demás dedos, formando un pinzamiento extenso que se pellizca y retuerce como si se intentara arrancar la piel. Esta maniobra se aplica principalmente en la espalda.
  • Presión rápida y rítmica: Se efectúa con el pulgar, la palma de la mano o con el dorso una vez cerrado el puño, al principio de forma suave para incrementar el ritmo progresivamente. Esta maniobra se suele aplicar en frente y sienes, pecho, espalda y abdomen.
  • Pinzamiento fuerte: Es parecido al pellizco pero con mayor presión utilizado para resolver situaciones de emergencia.
  • Frotamiento: Similar a la presión pero más ligera, se utiliza para tratar contusiones y dolores localizados.
  • Golpeteo ligero: Se efectúa con las puntas de los dedos o la palma de la mano, especialmente para tratar la columna en caso de lumabgo o lumbociática.

La maniobra básica de la digitopuntura es la presión con el pulgar, que se efectúa sobre puntos concretos, que coinciden generalmente con los puntos de acupuntura y que a su vez se sitúan sobre los mismos canales o meridianos. Todas estas maniobras y sus indicaciones son sólo unos conocimientos básicos que permitirán comenzar a a practicar , se puede profundizar con libros específicos. Pero como ejemplo,

  • Para el tratamiento de calambres musculares de la extremidades inferiores, se presiona con el pulgar sobre un punto situado en el espacio entre el primer y segundo dedo del pie.
  • Para el tratamiento de dolores de cabeza se comprime el lóbulo de la oreja entre el pulgar e índice en ambos pabellones auriculares (o se presiona con el pulgar en un punto situado en el borde inferior del occipital a unos tres dedos de la línea media y a ambos lados)
  • Para el tratamiento de la ciática y el lumbago se presiona al final de la columna, entre la segunda y tercera vértebra lumbar, en un punto a unos tres dedos de la línea media, a ambos lados y con ambos pulgares a la vez.

La digitopuntutra está indicada para afecciones del tracto respiratorio tanto superior como inferior, para problemas digestivos, problemas musculares, problemas articulares y vertebrales, algunas afecciones neurológicas (migrañas, cefaleas) y afecciones psicosomáticas (insomnio, depresión, estrés). Si bien está indicado para afecciones localizadas también se usa como complemento de otras terapias. No se recomienda practicarla mientras se realiza la digestión, mujeres embarazadas o con enfermedades cardiocirculatorias.

Una sesión de digitopuntura suele realizarse en una estancia agradable, relajante y con una temperatura adecuada ya que se suele estar cubierto por una sábana o toalla. En primer lugar, se suele realizar un masaje sistemático general que comienza del centro de la frente y sigue hacia los lados, cuello, hombros para después comenzar por el mismo punto de inicio, nuca, columna vertebral, cadera y espalda. Los primeros toque se realizan de forma suave, superficial y lenta para progresar gradualmente es intensidad, presión, profundidad y rapidez. Los síntomas se van tratando por importancia y urgencia. Los problemas localizados se tratan con técnicas concretas sobre los puntos mientras que las enfermedades y dolores crónicos suelen requerir de tratamientos más largos y a lo largo de todo el cuerpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: