reflexología podal

La reflexoterapia podal se basa en el masaje de los puntos reflejos de los pies o de las manos para conseguir un aumento de la circulación sanguínea y una relajación de todo el cuerpo de tal forma que se libera la tensión y se recupera el fluir normal de la energía y el equilibrio que conduce a la salud. Esta terapia se basa en la estimulación de las propias fuerzas del organismo para llegar a a la autocuración.

A continuación explicaremos brevemente el trabajo que se realiza a través de esta terapia. Estableciendo una línea que divide el cuerpo en dos mitades simétricas para volver a dividir cada mitad en cinco zonas que lo recorren verticalmente obteniendo en total 10 zonas. Dentro de cada zona, el flujo de energía se relaciona con los órganos que se encuentran en ella. En las manos y brazos se repite la misma división en zonas al igual que en piernas y pies. El hecho de que pueda aplicarse también en las manos viene dado porque en ocasiones, los pies pueden no ser tratados por diversos motivos.

El tratamiento debe realizarse en un ambiente de relajación y confianza, donde el terapeuta realiza una vez realizado diagnóstico del paciente (estado general, molestias, duración del dolor, etc.), explica el desarrollo de la sesión, el tratamiento en general y los beneficios que se pueden obtener. En una misma sesión se incluyen varios tipos de manipulaciones:

en primer lugar, la manipulación diagnóstica, en la que el terapeuta sigue lentamente la superficie plantar de los dos pies con la punta de su dedo pulgar para buscar los puntos reflejos que el paciente reconoce como dolorosos (excluyendo los dolores propios de afecciones de los pies),en segundo lugar, manipulaciones terapéuticas con finalidades generales, y finalmente las maniobras destinadas a resolver dolores o problemas agudos,.en las cuales las maniobras se realizan sobre las zonas reflejas detectadas, con la punta del pulgar de forma suave y continua en sentido longitudinal o circular.

El tratamiento, en la primera sesión, no suele durar más de 20 minutos generalmente, y las sesiones siguientes pueden alargarse hasta los 30-40 repartidos en los dos pies. Los tiempos variarán levemente dependiendo del terapeuta y de la tipología del problema.

Los dolores que mejor suelen reflejarse en los pies son las enfermedades inflamatorias, los trastornos por hiperactividad de distintos órganos y en general, las afecciones que están acompañadas por dolores y espasmos. A su vez, los órganos que se pueden reflejar en los pies son aquellos de mayor inervación sensitiva, como las vísceras huecas, mientras que las macizas, dícese, hígado, bazo o pulmones son más difíciles de percibirse. La columna vertebral y superficies cutáneas también tienen una buena reflexión.

Las enfermedades que pueden tratarse con la reflexoterapia o reflexología podal pueden ser:

  • Enfermedades inflamatorias agudas; amigdalitis, otitis, cistitis..
  • enfermedades crónicas de la columna vertebral, huesos y articulaciones.
  • desequilibrios en la actividad de ciertas glándulas de secreción tanto internas como externas.
  • estados de sobrecarga y esfuerzo sobre el aparto locomotor.
  • Diversos traumatismos…

No debemos confundir la reflexoterapia con los masajes relajantes en los pies. La reflexología trabaja con las puntas de los dedos no con yemas o resto de la mano, aunque puedan combinarse ambas técnicas. En el masaje, la finalidad es la relajación y alivio de tensiones mientras que la reflexología es un método de diagnóstico y una terapia para diversas enfermedades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: