ACUPUNTURA

En posts anteriores hablábamos de la medicina holística y de cómo ésta englobaba muchos tratamientos y terapias. Dentro de los sistemas de salud de naturaleza holística podíamos encontrar la Medicina Tradicional China donde uno de sus componentes clave es la acupuntura.

La acupuntura es un método terapéutico conocido en china y Extremo Oriente desde hace varios milenios y uno de los tratamientos más conocidos en Occidente, cuya característica más destacada es el empleo de agujas que se introducen en la piel para producir efectos curativos. Se descubrió hace más de tres mil años en China. Según la historia el Emperador Amarillo, Honang-Ti, fue el autor del libro básico de esta técnica, el Nei-King, escrito en un formato de preguntas del emperador y su médico.

La acupuntura comenzó a ser conocida en el mundo occidental a partir de la Segunda Guerra mundial y en la década de los setenta con la apertura de la China Popular a Occidente y provocó la aparición de numerosos defensores y detractores de esta práctica. Mientras algunos defendían su efectividad en la curación y alivio de muchas dolencias y enfermedades otros señalaban la falta de base científica en la que se fundamenta.

De la acupuntura se critica su base fisiopatológica inexistente o falta de base científica. Sin embargo, diversos estudio indican su utilidad y eficacia en numerosos pacientes y respecto a muchas alteraciones consiguiendo tanto el alivio como la total curación. La aparición de escuelas oficiales ha normalizado los conocimientos que deben poseer los acupuntores acercando la colaboración entre la medicina convencional y esta técnica.

Como hemos mencionado, la acupuntura forma parte de un conjunto de prácticas orientales que incluyen un estilo de vida, alimentación, disciplina mental (meditación), etc. Como fundamento general de esta práctica podríamos decir que la acupuntura considera que el Universo se encuentra en equilibrio gracias al flujo constante de energía (Chi) entre dos polo opuestos el Yin y el Yang. El hombre, como parte del Universo, también se encuentra en equilibrio cuando está sano y la enfermedad es una manifestación de un desequilibrio. La energía circula por el cuerpo humano a través de unos canales o meridianos, y es en estos meridianos donde se encuentran los puntos (en los que se insertan las agujas) para la redistribución de la energía para restablecer el equilibrio y con ello la salud del paciente. Puesto que el desequilibrio se manifiesta en enfermedad, la acupuntura puede utilizarse como metodología preventiva restableciendo el equilibrio de una alteración antes de que esta se vuelva grave.

Los efectos de la acupuntura son innumerables pero mencionaremos algunos:

  • Antiespasmódico: produce una relajación de la fibra muscular.
  • Antiinflamatorio.
  • Tónico circulatorio.
  • Antidoloroso.
  • Reequilibrio general.

Está indicado y es útil para tratar diferentes alteraciones en diversas partes del organismo como, el aparato locomotor, aparato digestivo, aparato cardiovascular, aparato respiratorio y en el estado general de la persona.

En las sesiones de acupuntura, el acupuntor comienza con una entrevista detallada donde se valoran las características de los síntomas, especialmente del dolor (aparición/desaparición, intervalos, intensidad, tipo irradiación o recorrido, etc.) y a continuación procede a la exploración manual, reconocimiento de la piel y al examen de los pulsos radiales del paciente. Una vez se establece el diagnóstico, se deciden los meridianos y puntos que deben ser tratados, es decir, los lugares exactos en los que las agujas deben ser insertadas para restablecer el equilibrio.

En general, la introducción de las agujas es indolora y ejercida correctamente no tiene efectos secundarios respecto a esta técnica, los pacientes notan la mejoría desde las primeras sesiones . El número y frecuencia de las sesiones variará según la enfermedad.

A través del tiempo y en diversos países se ha desarrollado un amplio espectro de teorías acupunturales basadas en diversas filosofías y su práctica varía según el país y corriente. Existen otras variantes como las siguientes:

  • Acupuntura Japonesa​
  • Acupuntura coreana de la mano​
  • Acupuntura médica occidental​
  • Electroacupuntura​
  • Acupuntura con “aguja de fuego”​
  • Inyecciones en puntos de acupuntura​
  • Acupuntura auricular o Auriculoterapia
  • Acupuntura cosmética​
  • Acupuntura veterinaria​

Como siempre mencionamos el uso de técnicas de medicina alternativas no excluye ni sustituye tratamientos de medicina convencional. Ante enfermedades y dolencias graves se debe acudir en primer lugar al facultativo correspondiente y consultar la posible combinación con esta técnica para el tratamiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: