“ELEVAR NUESTRA VIBRACIÓN”

Muchas veces hemos oído sobre todo en los círculos de espiritualidad, crecimiento personal y pensamiento oriental, la expresión de elevar nuestra vibración. La vibración, al igual que las cosas que nos afectan no es algo estático sino cambiante. Hay ciertas personas, situaciones o momentos que nos pueden bajar la vibración de igual forma que otras nos la pueden elevar. Lo importante ante esta cuestión es el trabajo o la capacidad de poder cambiar de manera voluntaria esa vibración.

Antes de comenzar habría que recordar que todo el universo son ondas que están en vibración. Formados por partículas que se comportan como ondas, a un nivel profundo, cada uno tiene su frecuencia de vibración. Nuestra vibración afecta al mundo externo que percibimos y a cómo lo percibimos. Cuando elevamos nuestra vibración y nos sentimos equilibrados, en armonía y paz, las críticas, las frustaciones y las emociones negativas se disipan o pierden una importancia y valor que se les había dado correcta o incorrectamente. Al bajar nuestra vibración existe un desequilibrio entre lo que pensamos, sentimos y la forma en que actuamos. En resumen, se trata de ver la realidad con uno u otro filtro. La forma de ver el entorno cambia dependiendo de nuestra vibración, nuestros pensamientos y acciones. Los sentimientos positivos elevan mientras los negativos bajan y una misma realidad será diferente dependiendo de tu nivel de vibración.

Las emociones negativas, las críticas continuas, la falta de autoestima, el cansancio, la enfermedad, etc. nos bajan la vibración y es inevitable que esto ocurra ya que mantener una alta frecuencia de vibración requiere de mucho trabajo y autoconocimiento de uno mismo. Con este blog intentamos comenzar un camino hacia una vibración más alta, hacia una transformación como si fuese un despertar. Y este es el motivo por el cual Cuando superamos adversidades, nos enfrentamos a nuestro puntos débiles y logramos cambiarlos, sanamos, nos hacemos más fuertes y nos emponderamos. Y para ello utilizamos todo aquello que pueda servir de ayuda como la meditación, técnicas de autoconocimiento, terapias,hábitos para llevar una vida sana, etc. El descanso, la salud física,el estado de ánimo, la salud mental, etc. afectan a nuestra frecuencia de vibración y a nuestra energía. Ser conscientes de nosotros mismos, el autoconocimiento, nuestra capacidad y poder para la transformación nos permitirán crear una vida como la deseamos.

Mantener nuestra energía alta y equilibrada es vital para elevar nuestra vibración, para ello podemos, como hemos mencionado, utilizar diferentes técnicas y terapias, como la meditación, la aromaterapia, sonoterapia, terapia de chakras, reiki, etc. que evitarán que descienda, que nos equilibren o ascienda. Debemos ser los guardianes encargados de proteger nuestra vibración y energía. El equilibrio,el bienestar y la felicidad están al alcance de todos nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: