JAPA MALA

El mala, japa mala o yapa mala es una sarta de 108 cuentas esféricas, generalmente de madera o de semillas, usadas en el hinduismo, budismo y sijismo para recitar mantras o el nombre o nombres de una deidad. Tendría similitudes con el rosario católico, con el cordón de oración cristiano o el tasbih musulmán. Los malas se pueden hacer de diferentes materiales: desde semilla o maderas hasta gemas preciosas o semipreciosas. Teniendo en cuenta el material destacan tres tipos de malas:

  • Bodhi Mala: Realizado con madera del árbol de Bodhi
  • Rudraksha Malaalizado con semillas del árbol Rudraksha
  • Tulasi Mala : Se realiza con madera del árbol Tulasi
  • El sándalo y las gemas también se utilizan para la elaboración de malas

Si lo que tenemos en cuenta es el origen y el uso podemos diferenciar:

JAPA MALA HINDUISTA: Este mala está fabricado principalmente con madera de sándalo o tulasi. Lleva un nudo entre cuenta y cuenta y entre la 8 y 9 se separa atando un hilo. Además de las 108 cuentas, lleva una cuenta extra más grande con penacho de hilos que va en medio. Cada cuenta puede tener tallado los 108 nombres del dios Visnú. Este mala, debe ser usado con la mano derecha y utilizar solo una mano. Las cuentas se sostienen con el dedo corazón y con el pulgar se cuenta. La cuenta 109 o gurú no debe ser contada ya que es solo una guía, no se debe pasar o cruzar por encima de ella porque representa al maestro o la divinidad. Se comienza por la primera cuenta después del gurú y se pasan las cuentas de una de arriba a abajo hacia delante tras recitar el mantra. Si deseas hacer otra vuelta giras el mala convirtiendo la última cuenta en la primera.

MALA BUDISTA: Este tipo de mala está fabricado por madera de sándalo o del árbol Bodhi y se utiliza para la recitación de mantras. Se usa en la tradición budista, sobre todo, en las escuelas tibetanas. Se compone de 108 cuentas de diferentes materiales que forman un collar. Tiene tres divisiones marcadas en las cuentas 27, 54 y 81, que dividen el mala en cuatro partes iguales. Tiene además una cuenta más grande llamada por algunos gurú o samuru que es desde donde se inicia y termina el mala. Al final puede tener otras dos cuentas una redonda y otra cilíndrica que representan la sabiduría de todos los budas y la inherencia de todos los objetos, respectivamente. En el caso de la escuelas budistas el mala se va girando en sentido de la dirección horaria con los dedos pulgar e índice que representan el estado de Buda y el ser individual, la unión de lo divino con lo individual. Al llegar al final al igual que con el mala hindú se gira de forma que no se pasa por encima del guru y se reinicia.

Escoger un japa mala, al igual que ocurre con las gemas es una cuestión personal. Alguno resonará en tu interior y vibrará contigo, establecerás una conexión especial con él. Se trata de un herramienta para la meditación y la oración sagrada, luego trátala con respeto. Antes de usarlo debemos limpiarlo bien exponiéndolo al sol o bien mediante reiki, con mantras, rezos etc. Mientras usas tu japa mala se va cargando de energía que luego te retroalimenta a su vez.

La meditación con japa mala

Los japa malas ayudan a fijar la atención y mejora la concentración siendo más fácil y más rápido a llegar a un estado meditativo. Los sentidos se potencian con los inciensos, el sonido de cuencos y mantras, al igual que el tacto al pasar de una cuenta a otra. En la medida en que calmamos nuestra mente y nuestros pensamientos elevamos nuestra vibración. De forma orientativa describiremos en unos sencillos pasos la meditación con japa mala, teniendo en cuenta que desde las diferentes escuelas de yoga, pensamiento, enfoque o tipo de meditación existen muchas variantes, lo importante es que encuentres aquella que más se adecue a ti y que te facilite llegar a ese estado de calma y búsqueda interior.

  1. Antes de comenzar una sesión de meditación, debemos crear un ambiente acogedor en el que estemos cómodos. Aromas, sonidos, luz, ropa, postura….
  2. Una vez situados….sujetamos el japa mala con la mano derecha y la podemos apoyar sobre la rodilla derecha.
  3. Con la mano izquierda se puede realizar un mudra y a su vez apoyar la mano en la rodilla izquierda.
  4. Cerramos los ojos y comenzando por la primera cuenta tras la cuenta gurú colocamos el dedo índice, recitamos el mantra y la pasamos con el pulgar.
  5. El mantra puede ser cualquiera desde mantras universales como el OM hasta tu propio mantra, oración o frase. En cada cuenta se repite el mantra.

Todo aquello que nos rodea influye en cómo no sentimos. Con un pequeño cambio en tu rutina como introducir un japa mala en tus sesiones de meditación puede suponer un gran cambio en tu despertar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: