KARMA Y DHARMA

El Karma es la ley de causa y efecto, es la ley del equilibrio. Karma significa acción y se refiere a nuestras acciones físicas, verbales y mentales porque lo que pensamos, hacemos y decimos generan Karma. Esta ley establece que nuestras acciones son causas y nuestras experiencias son sus efectos. Nuestras propias acciones crean la experiencias de nuestra vida. Lo que determina la naturaleza de nuestras acciones es la motivación subyacente. Cada ser posee su karma individual.

Las acciones que efectuamos dejan huella así que por cada acción que hacemos recibiremos los efectos de la misma, sean estos positivos o negativos. Desde que se realiza la acción hasta que se generan sus consecuencias pueden pasar vidas. El sufrimiento es producido por nuestras propias acciones o karma no un castigo impuesto por nadie. El Karma es un gran maestro que nos ayuda a tomar conciencia de las acciones que realizamos, como actúa en forma de experiencias deberemos sentir esas experiencias y efectos de nuestra propias acciones. Si son negativas experimentaremos sufrimiento y si son positivas, felicidad.

Nuestra propia conciencia puede crear, tú construyes tu mundo y el karma te ayuda a recordar que no hay otra mente que cree tu vida salvo la tuya. Cuando tomas la ley del Karma como tu ley de vida, tomas el dominio de tu propia vida. Su práctica es la clave para iniciar tu camino a la liberación y la iluminación. El karma es una inercia natural, pero se trata de un condicionante y no un determinante en nuestra vida. El sufrimiento nos permite aprender de acciones pasadas para no volver a cometerlas.

Toda acción es creada y producirá el efecto correspondiente de manera definitiva, los efectos de cualquier acción acumulada se experimentarán de manera incrementada. El individuo genera tendencias a través de sus causas, un pensamiento, palabra o acción intencional si se repite y se convierte en costumbre creará una tendencia en el mismo sentido.

Los 4 principios del Karma son:

  1. El Karma es definitivo
  2. El karma se incrementa
  3. Se tiene que realizar una acción para experimentar el resultado
  4. El Karma no desaparece para transformarlo se debe purificar

Debemos purificar nuestro Karma negativo a diario realizando acciones positivas, virtuosas, altruistas y caritativas. Este es el camino del Dharma.

La experiencia de la vida no se limita a una existencia sino que la rueda de la vida o Samsara conectada al Karma no tiene principio ni fin después de la muerte hay otro nacimiento y una nueva vida. Esto es la reencarnación. El karma se pude manifestar durante un ciclo de la rueda de la vida o durante el siguiente. Para lograr un buen karma debemos vivir según el dharma, actuando correctamente y siguiendo las enseñanzas espirituales más elevadas.

Dharma se considera toda acción que beneficie al individuo, a los que lo rodean y a la humanidad en general y generará buen karma. El Dharma tiene el poder de balancear y borrar el mal karma acumulado. En este sentido afecta nuestro futuro inmediato y nuestras futuras vidas. Hay formas de acumular dharma y de aprender a minimizar el karma. Si seguimos cometiendo los mismos errores viviremos esas mismas experiencias pero si seguimos las enseñanzas espirituales podemos aprender las lecciones y balancear la rueda kármica.

El dharma nos enseña que

debemos abrir la consciencia…. es necesario entender que nuestra existencia tiene un propósito mayor y en este sentido toda circunstancia positiva o negativa tiene una función importante que cumplir

dejar la culpa…. no culpar a los demás por lo que nos sucede, ya que entendemos que todo es una lección y que recibimos lo sembrado

debemos entender y comprender el sufrimiento....lo que hemos sufrido en esta vida es una lección del pasado, en los momentos difíciles se presenta la opción de borrar el karma y avanzar hacia nuestra evolución, al aprender la lección levantamos el karma asociado

respeto hacia uno mismo y hacia los demás…..todos los seres estamos en un camino espiritual avanzamos, fracasamos…evitemos herir a los demás ellos están en su propio camino son nuestro camino a la redención también

la purificación….elegir nuestras acciones, pensamientos y palabras ya que ellos crean nuestra realidad. Cada vez que nos demos cuenta que estamos generando negatividad reflexiona sobre ese impulso negativo y agradece a la consciencia que nos hace darnos cuenta a tiempo de esa negatividad y cancélala con dos acciones

  1. Envía energía de amor hacia uno mismo ya hacia la otra persona o situación involucrada.
  2. Crea un pensamiento o acción nueva que sea positiva y pura

Es muy positivo practicar la purificación cada día porque elimina el karma negativo durante la jornada. Su práctica general comprende 4 puntos llamados los 4 poderes oponentes: El arrepentimiento, el Refugio, El remedio y la Resolución. Estos poderes hacen referencia a la redención, refugiarse en las enseñanzas, poner remedio a esa acción creando otra y la determinación consciente de no volver a realizarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: