AMULETOS Y TALISMANES

A la hora de hablar de los amuletos y talismanes debemos aclarar que aunque ambos términos en un medio coloquial se usen indistintamente, entre ellos existe una gran diferencia. Los amuletos son objetos que se considera poseen propiedades mágicas inherentes mientras que los talismanes se dice deben ser cargados con poderes mágicos. El amuleto posee ciertas virtudes como protección, poder, magia, etc. mientras que el talismán es un objeto que se crea para una persona con un fin concreto debiendo cargarse de magia y energía mediante diferentes rituales o hechizos. Generalmente, los talismanes tienen grabados o escrituras que son representaciones simbólicas de acuerdo a la intención que se quiere impregnar.

Photo by Jumana Dakkur on Pexels.com

Los amuletos son algunos de los objetos más antiguos de la humanidad a los que el hombre atribuyó virtudes sobrenaturales. Los primeros amuletos fueron piezas naturales, piedras, gemas, cristales, maderas…apreciadas por su forma, color o rareza. Existen numeroso objetos que son conocidos como amuletos naturales herencia de creencias populares de todo el mundo ( la pata de conejo, cuerno de la abundancia, ángeles, campanillas, llaves, herraduras…). En la actualidad existen multitud de tanto amuletos como talismanes dependiendo de la creencia, fe personal o simbolismo.

Como hemos mencionado el talismán se sueles confundir con el amuleto. Pero así como el amuleto tiene ese poder, el talismán debe ser consagrado. Su creación suele asociarse a la astrología y otras figuras simbólicas y se debe crear bajo ciertas condiciones para que pueda convertirse en algo mágico y con poder. El objeto, una vez cargado de poder, se convierte en talismán pudiendo ser cualquier cosa, desde una piedra hasta un amuleto reforzado con actos/conjuros de consagración y carga mágica.

En la práctica, tanto talismanes como amuletos deben ser limpiados y cargados. En alguna ocasión hemos hablado de la existencia de numeroso métodos de limpieza y carga a través del agua, tierra, luz solar, luz lunar, etc. La limpieza es de vital importancia sobre todo a la hora de adquirir uno. Ya sea regalado o comprado, hasta llegar hasta ti, puede haber pasado por muchas manos (fabricantes, vendedores, personas que lo han tocado en tiendas, repartidores, etc.) y por muchas energías. Una vez limpiado hay que procurar que tus amuletos o talismanes no los toque nadie excepto tú. Cuando el amuleto o talismán trabaja absorbe energías negativas que van dirigidas a ti y pueden llegar a oscurecerse, romperse o incluso perderse. Si se da este último caso no nos debemos asustar ya que su significado puede ser que ya no era para ti y necesitas otro, o si vuelve a aparecer debes hacer caso a tu intuición y decidir si quieres volverlo a tener o dejarlo ir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: