ORIENTE… ARMONÍA, EQUILIBRIO Y BIENESTAR

La atracción entre Occidente y Oriente es mutua. No hay duda de que a pesar de ser culturas tan distintas la curiosidad por las costumbres, lugares, comida, tradiciones y pensamiento es recíproca. Desde el sushi hasta el Feng Shui, para los occidentales la cultura oriental no es solo una cuestión de exotismo, es más, la búsqueda de la paz, la armonía y el bienestar que tiene siglos de tradición el pensamiento oriental ha dejado huella en occidente tanto a la hora de decorar nuestros hogares como a la hora de modificar los estilos de vida.

El estilo oriental está presente en las formas de decorar y crear ambientes en el hogar: colores cálidos y suaves, muebles bajos, puertas corredizas, uso de cerámica, bambú/bonsai, iluminación con velas y farolillos, etc. siendo la idea lograr un lugar que genere paz y tranquilidad aliviando tensiones y en definitiva buscando lograr la armonía y el equilibrio, una de las bases de la filosofía oriental.

Photo by Skylar Kang on Pexels.com

La filosofía oriental o asiática incluye a su vez diversas filosofías de Asia Oriental y del Sur, incluidas la China, la filosofía india, filosofía budista, filosofía coreana y filosofía japonesa. Y a pesar de sus múltiples diferencias tienen muchas similitudes y se diferencian de la filosofía occidental por su interpretación mística de la realidad y por su componente tradicionalista. Las religiones, o mejor dicho, doctrinas o filosofías orientales parten de una concepción del hombre como parte de la naturaleza con un poder potencial dentro de sí mismo, el poder de la mente más allá del corazón, mientras que en occidente el paradigma se fundamenta en la razón.

La mayoría de las doctrinas tienen una concepción filosófica mentalista donde se considera a la realidad como un proceso mental que se puede modificar con la mente por medio de la meditación y el autoconocimiento. Se concibe un Dios inmanente dentro de cada cosa existente. Todo lo que existe es una creación mental de una mente total-absoluta que nos contiene. La sabiduría oriental nos habla de fenómenos no comprensibles aún con la razón y nos habla también, de la existencia de enseñanzas ocultas que permitirán al hombre llegar al verdadero conocimiento.

La apertura a la cultura oriental ha dado lugar al descubrimiento de un nuevo camino espiritual. Una de las vías consiste en desarrollar una mejor percepción de nuestros procesos emocionales y cognitivos. Gracias a ello conseguiremos observar nuestras emociones y secuencias mentales con mayor claridad y objetividad. El autoconocimiento con el cual tomamos conciencia de lo que ocurre en nuestro cuerpo y mente nos permite autorregular las emociones negativas para recuperar el equilibrio. El crecimiento personal nos ayuda a conocernos mejor, a buscar el bienestar, la armonía, el equilibrio y en definitiva, la felicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: